Personajes de Un pavo rosa: Nuria

Hablemos de un personaje secundario que sale con cierta frecuencia en los actos I y II. Con vosotros…

Nuria Armentera, alias “la Nuria” o “Furcia Callejera”

  • Fecha de nacimiento: 30 de junio de 1982
  • Lugar de nacimiento: Madrid
  • Altura: 1,65 m
  • Pelo: Castaño
  • Ojos: Verdes
  • Otras características: Pija de corazón, pero el barrio se lo impide
  • Canción favorita: Quit Playin’ Games de BSB
  • Palabras más usadas: Tía, ese chico de ahí, lo dejamos el viernes, has visto eso
  • Orientación sexual: Heteroflexible
  • Fetiche inescapable: Lo peligroso
  • Miedos: No enamorarse nunca
  • Hija de: El comisario Armentera

La princesa está triste… ¿Qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa.
(Rafael Alberti)

Nuria Armentera es la hija única del comisario de la policía local de Alcalá de Henares y de un ama de casa que nunca se ha atrevido a decir esta boca es mía. Siempre le han dicho que es guapa, preciosa, divina; siempre ha despertado el interés de los chicos de su edad (y mayores) y las envidias de familiares y compañeras; así que llegar a la adolescencia con esa suerte y ese peso no es ninguna sorpresa para ella.

La vida de Nuria es normal, tan normal que le aburre. A sus dieciséis años, ya ve demasiado y, aunque no todo el mundo lo sepa, no siente lo bastante. Pero el mundo es extraño, y ese aire de indolencia que desprende Nuria es precisamente la clave para que otros la consideren misteriosa y atractiva. Entre otros, su último novio, Miguel Aguado, y su nueva compañera de pupitre, Verónica Harrington, alias Nick.

Nuria camina probándolo todo, explorándolo todo, al ritmo de la música que le gusta en cada momento (el pop, el dance, el techno), procurando no dejar huellas indelebles que la delaten ante los ojos de su padre. Pero hasta ella tiene sus límites… y sus lealtades. Intenta siempre mantenerse a cierta distancia de todos, no porque se considere culpable de nada, sino porque sabe que, a su alrededor, la gente es frágil. Sabe que, haga lo que haga, habrá un sector que siempre la culpe de todo, aunque muchos de ellos sean los que se ofrezcan voluntariamente para el sacrificio.

Quizá por eso, y por inercia, Nuria está acostumbrada a manipular siempre un poco, porque es difícil no manipular a aquellos que quieren ser manipulados. A menudo parece que se ponen delante precisamente porque quieren que la princesa les rompa el corazón. Por eso Nuria sigue adelante, aparentemente indemne y fresca como una rosa, dejando a su paso a una Nick muy furiosa que no termina de entender lo que le ha pasado.

Pero la princesa tiene un plan.

Nuria es inteligente, hedonista y pragmática. Es la primera que ve con claridad lo que nadie ha sabido ver hasta entonces: el tremendo cuelgue que tiene Álex por Nick. Sabe seducir a los profesores para que las notas que saca sean todo lo buenas que pueden ser. Cuando tenga la edad, entrará en la escuela de azafatas, cosa que no estima muy complicada. Y, a partir de ahí, será libre para volar adonde quiera. Sin promesas y sin hilos. Para encontrarse a sí misma si es que tiene que hacerlo, o para envejecer tranquila sin que nadie la juzgue.

En el fondo, los demás aman a Nuria u odian a Nuria precisamente porque saben que su belleza es preciosa ahora, que no durará para siempre; y mientras que Nuria es consciente de este hecho, el resto tiene problemas para aceptarlo.

En la casa de Nuria palpita este miedo bajo los pósteres de Backstreet Boys. Su padre, el comisario Armentera, de quien es el ojito derecho, la llamaba de pequeña su niña bonita y está dispuesto a defenderla de cualquiera que considere una amenaza para ella. Como, por ejemplo, de chonis rubias con un historial de disturbios callejeros y demasiado aficionadas a las drogas.

Datos curiosos:

  • Nuria Armentera está basada en una persona real… hasta el punto de que, en la primera versión de Un pavo rosa, llevaba su nombre y su apellido. Le cambié el nombre cuando se lo envié a las primeras editoriales y pensé: “Así seguro que basta”. Cuando tenía que entregar el manuscrito final, sufrí un repentino pánico y le cambié también el apellido. Tuve que cambiar la coña también, claro.
  • En la primera versión de Un pavo rosa, no era tan pacata con Nick ni se convertía en voz de la sensatez con ella. De hecho, le aceptaba aquel beso furtivo en la habitación. Y más. Me decepciona un poco que no ocurriera, pero es que realmente me molestaba para el argumento.
  • Para Un pavo rosa 2 consideré la posibilidad de que se hiciera novia de casi todos los personajes. Nuria es muy shippeable.
  • En el spin-off de Richi y sus hermanos también sale. Por supuesto, es la princesa. 😉
  • Sí, tengo algo con las princesas.
Facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *