Personajes de Un pavo rosa: Gloria, la madre de Nick

La semana anterior pusimos el foco en Socorro, la madre de Álex; hoy vamos a hablar un poco de la madre de ese desastre llamado Verónica. Ambas podrían tener más en común de lo que parece.

Gloria Sánchez Torrijos, o la madre de Nick

  • Fecha de nacimiento: 1956
  • Lugar de nacimiento: ?
  • Altura: 1,64 m
  • Pelo: Castaño oscuro y rizado
  • Ojos: Marrones, casi color miel
  • Otras características: Vestidos nada sobrios y no siempre elegantes, no sonríe muy a menudo
  • Aficiones: Los hombres (a ser posible más jóvenes), el cine clásico, el vodka, las flores, bailar hasta el amanecer
  • Palabras más usadas: ¡Verónica!, ¿a ti qué coño te ha dao?, no me digas, siempre has sido una carga, yo he trabajao desde siempre
  • Orientación sexual: Heterosexual
  • Fetiche inescapable: Los militares estadounidenses
  • Miedos: Enfrentarse al vacío de su vida, tener (más) hijos, que la engañen (una vez más)
  • Cónyuges: Michael Harrington (separada de), una ristra de novios de nombres poco relevantes

NOTA: LA FICHA DE ESTE PERSONAJE SE ACTUALIZARÁ CON EL ACTO II.

Gloria es la madre de Nick Harrington, y gracias. Siempre está diciendo que aquello fue un error y que no debía haber pasado, pero pasó. Ahora tiene una hija adolescente con la que no se lleva precisamente bien y que le pone las cosas difíciles metiéndose en líos. Tampoco es que Gloria se preocupe demasiado por sacarla de ellos. Simplemente, no quiere nada que no sea vodka, ginebra o pastillas para dormir en su casa.

Lo último que no falte.

Gloria llegó del norte para trabajar en la base aérea de Torrejón como administrativa. Aunque era joven, se tuvo que poner a trabajar muy pronto y ya había vivido cosas que le habían amargado un poco la existencia. Según cuenta la leyenda, en la base se enamoró perdidamente de uno de los militares estadounidenses que acababa de poner el pie en España y ni siquiera hablaba el idioma: el soldado de la fuerza aérea Michael Harrington, después cabo, cuya hija heredaría posteriormente su cabello rubio, su piel pálida y sus orejas dignas de los aviones que tanto le gustaban.

Sin embargo, esta unión idílica se rompió no mucho después y, según cuentan, Gloria regresó a España sola, con Nick en brazos y sin una peseta en el bolsillo. Solo poco a poco salió adelante y con muchos altibajos en el camino.

Para Nick, su madre es poco más o menos que una adolescente peor que ella. Es cierto que odia ocuparse de la casa, las tareas administrativas (más allá de su trabajo) y que para muchos efectos se comporta como si estuviera libre y soltera. No tiene problema en invitar a vivir con ella al primer soldado (o, con suerte, piloto) que logra meter entre sus sábanas, quizás intentando cubrir rápidamente el dolor que supone vivir sola con el clon de una persona tan querida y tan odiada en su pasado. Sin embargo, en ocasiones la convivencia con estos señores deriva en infidelidades mutuas, peleas monetarias o broncas de todo tipo que Nick no le perdona.

Gloria no tiene amigos (suele estar demasiado ocupada echándose novio) y hay pocos momentos en los que sonría, pero entre estos está cuando ve una película de la época dorada de Hollwood con una copa. Cuando Nick observa a su madre por el rabillo del ojo viendo el drama de Clark Gable y Vivien Leigh, su madre sonríe, y Nick tiene la impresión de que es feliz.

Datos curiosos:

  • Gloria os sorprenderá en el acto II, pero quizás no tanto como Socorro. Si alguna vez se publican libros posteriores a la historia de Un pavo rosa, entonces… entonces sí que habría sorpresas.
  • Gloria no es tan iletrada como puede parecer. Simplemente no siente interés por la cultura. La considera una de esas “cosas bonitas” que le traen al pairo y que no tienen que ver con la realidad de su vida.
Facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblrmail